Los sofistas son los primeros profesores, cobran por enseñar. Su método son los grandes discursos en los que el alumno no interviene. Los sofistas se preocupan por temas Antropológicos. Piensan que todo es relativo, es decir, es distinto dependiendo del punto de vista. Proponen que las leyes no vienen de la naturaleza sino que el fundamento de las leyes es el acuerdo entre los humanos, Convencionalidad moral y legal.

Sócrates vivió en la época de los sofistas y comparte con ellos su preocupación antropológica. Sócrates no cobra por enseñar. Su método es el dialogo socrático, es decir, dialoga con sus alumnos para que se den cuenta de la verdad, les ayuda a descubrir la verdad. Su método tiene tres partes: ironía, mayéutica y definición. Sócrates busca restablecer el lenguaje, pera ello define todas las verdades. También defiende el intelectualismo moral.

El intelectualismo moral consiste en justificar la moral en el conocimiento, si conozco El Bien, sabré hacer El Bien. Sócrates buscaba educar al hombre a través de la virtud (areté) para conseguir El Bien, un bien que en la ciudad es colectivo (justicia), basado en la solidaridad y la racionalidad. A diferencia de la tradición antigua que consideraba que El Bien era un don divino y que lo poseían sobre todo los héroes, Sócrates consideraba que El Bien se podía aprender al igual que las matemáticas, ya que se basaba en la racionalidad. Por lo tanto aquel que actúa mal, no lo hace por propia voluntad, sino por ignorancia, desconocimiento, es decir si no hace El Bien es porque no sabe lo que es El Bien.