LA DIGNIDAD DE LA PERSONA
Índice
1. Qué es ser persona
2. La dignidad
2.1 Origen de la declaración de Virginia
2.2 Características y etapas de la declaración de Virginia
2.3 Análisis de un derecho

1. Qué es ser persona

Para definir qué es persona tenemos que tener en cuenta dos conceptos diferentes, el jurídico y el filosófico.
Jurídicamente definimos a la persona como el sujeto de derechos y obligaciones; pero filosóficamente, una persona es un ser racional y consciente de sí mismo, poseedor de una identidad propia. Somos personas porque pensamos, sentimos y actuamos. Además, somos personas porque tenemos dignidad.

2. La dignidad

La dignidad es una condición que sentimos, un valor moral que no se puede observar.
La dignidad consiste en el conjunto de derechos que los seres humanos tenemos solo por el hecho de existir. Los derechos humanos derivan de la dignidad humana, y esa dignidad se concreta en el conjunto de derechos humanos que hay que reconocer a todas las personas.
En España, tras el periodo franquista se llevó a cabo la redacción de una Declaración de Derechos, integrada en la Constitución de 1978, en el que uno de los artículos más importantes y fundamentales es el 10.1 en el que se establece que “la dignidad de la persona humana, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y la paz social”.

2.1 Origen de la declaración de derechos de Virginia

La declaración de los derechos de Virginia se estableció en Virginia en 1776 con la revolución americana de las 13 colonias, que finalizó con su independencia.
Está considerada la primera declaración de derechos humanos moderna de la historia, aunque tiene su antecedente en la declaración de derechos establecida por Inglaterra (Bill of Rights).

2.2 Características y etapas de la declaración de derechos de Virginia

La declaración de derechos de Virginia es un documento en el que establece que todos los hombres son libres e independientes por naturaleza y que tienen derechos inherentes de los que nadie les puede privar.
La Declaración de Derechos de Virginia consta de dieciséis artículos en los que se enumeran ciertos derechos como las bases y fundamento del Gobierno: derecho a la vida, a la libertad, a poseer propiedades, libertad de prensa y de religión, etc.
También establece la soberanía popular; la prohibición de privilegios de nacimiento, es decir, la igualdad ante la ley; la división de poderes, etc.
Sin embargo, todavía se mantenía la esclavitud en diferentes regiones y las mujeres carecían de algunos de estos derechos.
La primera redacción del documento fue realizado por George Mason entre el 20 y el 26 de mayo de 1776, aunque después fue modificada por Thomas Ludwell Lee y la propia Convención de Virginia.
A la declaración de derechos de Virginia se le considera el antecedente de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 realizada por la Revolución Francesa y de la Carta de Derechos de los Estados Unidos, que entró en vigencia en 1791 en la forma de diez enmiendas a la Constitución de Estados Unidos.

2.3 Análisis de un derecho: el derecho a la educación pública

El derecho de la educación está reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 26:
“1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.”

También el derecho a la educación está contemplado en el artículo 27 de la Constitución española de 1978:
“1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
[…]
4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.
[…]
8. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las Leyes.
[…]”

Por lo tanto, el derecho a la educación es un derecho fundamental, todas las personas tienen derecho a una educación elemental gratuita; y en España, el Estado es el encargado de garantizar que todas las personas puedan ejercer su derecho.

Sin embargo, y a pesar de que este derecho es un derecho universal, millones de personas no pueden acceder a la educación. En algunas partes del mundo el acceso a la educación es muy difícil debido a que el gobierno del país no lo considera como un derecho fundamental, y ni siquiera se ocupan de ofrecer los medios necesarios para que la población tenga escuelas. En otros países, los Estados si se ocupan de ofrecer el servicio de la educación, pues lo consideran una prestación que el gobierno debe dar, pero no gratuitamente, por lo que solo pueden acceder a ella las personas que tienen un gran poder adquisitivo.

La enseñanza gratuita tendría que ser obligatoria en todas las partes del planeta y habría que luchar por ella. La educación es el único medio de progreso y desarrollo humano, social y económico, y además es la base para garantizar la igualdad de oportunidades.
En España, debido a la crisis económica, el gobierno está llevando a cabo recortes en los servicios públicos, entre ellos el de educación, por este motivo en el último año, gran parte de la población ha salido a las calles para manifestar su descontento y para reivindicar el derecho a la educación pública gratuita y de calidad con el lema “educación pública de tod@s para tod@s”.