La dignidad son los derechos que tiene una persona y que le hacen sentirse en igualdad de condiciones que las demás.
Cuando alguien te quita alguno de tus derechos, hace que te sientas inferior, discriminado, y por tanto, sientes que están vulnerando tu dignidad.

Esto es lo que pasa en la película con Sam cuando intentan privarle del derecho a cuidar a su hija, única y exclusivamente por tener una discapacidad intelectual. Los servicios sociales, a causa de esa discapacidad, quieren quitarle la custodia su hija Lucy, ya que consideran que Sam no puede hacerse cargo de ella y tampoco de valerse por si mismo para educarla.

Aunque Sam tiene un cociente intelectual de un niño de siete años, es capaz de educar a su hija transmitiéndole cariño, amor, y comprensión, y valores tan importantes como la responsabilidad y el respeto por los demás; valores fundamentales que debe tener una persona.

Otro de los momentos en los que aparece la dignidad vulnerada es cuando los amigos de Sam, también con discapacidad intelectual, no pueden declarar a favor de Sam en el juicio.