Inside Job es una película-documental que analiza la situación económica actual y cómo hemos llegado hasta ella. Para ello presenta una gran investigación a través de entrevistas con financieros y economistas, políticos, y periodistas.

Inside Job cuenta cómo se originó la crisis y cómo se fue desarrollando, qué empresas lo permitieron e intervinieron en ella (Lehman Brothers, Goldman Sachs, Merrill Lynch o AIG, entre otras) y en qué estado está actualmente dicha crisis.
Los hechos destacables de la crisis fueron:
1. En Islandia el gobierno privatizó los tres bancos más importantes, quienes hicieron una desregulación bancaria y arruinaron el país.
2. En Estados Unidos numerosos bancos empezaron a dar préstamos hipotecarios, llamados créditos subprime, que eran créditos basura, es decir, créditos con mucho riesgo, pero mucha rentabilidad. Esto ocurrió porque las agencias de calificación los calificaron AAA, forma falsa de indicar que las inversiones eran seguras. Los bancos y agencias que concedían hipotecas las vendieron a otros inversores, asegurando ellos su capital; cuando los deudores de los préstamos se vieron incapaces de pagar, todos los inversores que habían adquirido las hipotecas se arruinaron.

Muchas de las personas que estuvieron implicadas y fueron piezas clave en la creación y desarrollo de la crisis económica declinaron la oferta de ser entrevistados para este documental.

Lo que he sacado en claro de Inside Job es que los economistas y políticos se aprovecharon de la situación de auge económico que había, y por querer ganar más y más dinero nos han llevado a la crisis, esto ha hecho que muchísimas personas se encuentren en penosas situaciones económicas, que hayan perdido su empleo, su casa y todo lo que tenían, mientras que otros siguen disfrutando de sus millones de dólares. Es decir, los que crearon la crisis y hundieron sus compañías salieron con sus fortunas intactas.

Lo que es inadmisible es que las personas responsables de la desregulación económica, a parte de no ser juzgadas por llevarnos a esta situación de crisis, ahora sigan perteneciendo a los altos cargos del gobierno de Estados Unidos o diferentes países de Europa.